LA FEDERACIÓN NACIONAL DE COFRADÍAS DE PESCADORES, FNCP, CLAUSURA EN LA PROVINCIA DE ALICANTE LA SEGUNDA EDICIÓN DE LOS CAMPAMENTOS MARDEVIDAS CELEBRADOS EN LA RESERVA MARINA DE INTERÉS PESQUERO DE LA ISLA DE TABARCA Y EN SANTA POLA

El Campamento MARDEVIDAS2 ha contado con un grupo de alumnos universitarios de Ciencias del Mar y Ciencias Ambientales

Para el presidente de la Federación Nacional de Cofradías de Pecadores, José Basilio Otero, estas actividades ponen en valor la pesca tradicional y se muestra de forma real el mundo del mar en diversas vertientes durante unos días a quiénes serán los futuros gestores del medio marino.

Mardevidas 2, un programa de sensibilización ecosocial y de sostenibilidad del mar, es un proyecto que se desarrolla con la colaboración de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través del Programa Pleamar, cofinanciado por el FEMP, que tiene como objetivo desarrollar un programa de divulgación y sensibilización social y medioambiental sobre protección y recuperación de la biodiversidad marina de los ecosistemas marinos productivos españoles. Es la continuación del anterior proyecto MardeVidas que se desarrolló el año pasado en diferentes enclaves del litoral español.

En el marco del proyecto, la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores, FNCP, comprometida con el futuro de nuestros ecosistemas marinos, ha desarrollado por primera vez durante esta pasada semana el Campamento MardeVidas 2 en la Reserva Marina de Interés Pesquero de la Isla de Tabarca, con el que ha finalizado la segunda edición de los Campamentos MardeVidas 2. Esta acción ha tenido como objetivo acercar el mundo de la pesca a futuros gestores del medio marino y la zona elegida, la Reserva Marina de Interés Pesquero de la Isla de Tabarca, ha sido un lugar idóneo. En ella, sociedades tradicionalmente pesqueras ponen en marcha cada día nuevos modelos de gestión en pro de una sostenibilidad del mar, de las economías pesqueras y del entorno ecológico y cultural.

El Campamento se ha celebrado en el Centro de Investigación Marina de Santa Pola (CIMAR), que ha cedido sus instalaciones para acoger a los participantes del Campamento. Durante la última semana, los estudiantes de Grado y Máster, provenientes de las disciplinas de Ciencias del Mar, Biología y Ciencias Ambientales, han realizado diferentes actividades de sensibilización medioambiental. Entre ellas, destacan las visitas al Centro de Investigación Marina de Santa Pola (CIMAR) y a la Cofradía de Pescadores de Santa Pola, donde han conocido las diferentes experiencias de los pescadores y gestores pesqueros en relación a la RMIP de la Isla de Tabarca. También, Alfonso Ramos Esplá ha realizado una salida de esnórquel a la Reserva Marina de Interés Pesquero de la Isla de Tabarca, donde los alumnos han tenido la oportunidad de descubrir sus fondos marinos, sus especies más importantes y las características de gestión que hacen de este lugar una referencia como modelo de gobernanza pesquera en España. Al mismo tiempo, la Subdirección General de Investigación Científica y Reservas Marinas ha colaborado en la consecución de este objetivo a través de las aportaciones que ha brindado el biólogo del servicio de Vigilancia Marina de la Reserva Marina de Tabarca, Felio Lozano Quijada, quien ha explicado el funcionamiento y las particularidades de la RMIP. Además, los estudiantes visitaron el Puerto Romano de Santa Pola y, de la mano de su directora, María José Cerdá Bartomeu, el Museo del Mar. En la Isla de Tabarca, realizaron también una visita al Nueva Tabarca y el Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM) donde, de la mano de su director José Manuel Pérez Burgos, pudieron conocer los distintos modos de preservación, conservación y divulgación del patrimonio pesquero de Santa Pola.

Durante la semana, también se ha realizado una ruta por el arrecife coralino fosilizado de Santa Pola, que ha servido para poner en común opiniones sobre la importancia geológica del atolón, su gestión y conservación, y un taller sobre la Posidonia oceánica, donde se abordaron sus beneficios y amenazas, así como su relación con la pesca. Y, finalmente, se han desarrollado distintas actividades de muestreo en varias zonas litorales (playa de Aguamarga, playas de Santa Pola e Isla de Tabarca) que nos han permitido comparar el estado de calidad ambiental entre distintas zonas de la costa alicantina y comprobar cómo los distintos modelos de gestión pueden afectar a la calidad ambiental de nuestros ecosistemas marinos.

La Federación Nacional de Cofradías de Pescadores ha organizado 4 visitas guiadas por una educadora ambiental a la Reserva Marina de la Isla de Tabarca con el objetivo de acercar la reserva y la labor del sector pesquero a la población.